Como bombero voluntario, Mister Magoo se dedica a cumplir su deber ayudando a los vecinos a la vez que ayuda, sin proponérselo, a desbaratar un malévolo plan de Fizz para controlar a la humanidad.