Bello se ve obligado a llevar un parche. Se siente incómodo y desanimado por culpa de su nuevo aspecto. Por suerte sus amigos están ahí para demostrarle que, gracias a la sabiduría de una canción, cualquier problema puede convertirse en algo divertido.