Close

Senderos isleños

Viaje a las tradiciones canarias con generosas muestras de la etnografía y costumbres de las islas.

País: España
Idioma: Español
Contenido: Reportajes
URL: http://www.rtve.es/alacarta/videos/senderos-islenos/

Episodios disponibles para ver online

Mariantes
En las comunidades campesinas de Fuerteventura, cuando las cosechas estaban recogidas y los trabajos del campo terminados, se reunían grupos de hombres que bajaban a la costa o marea, como se la conoce en la isla, para mariscar y pescar. Esta costumbre se mantuvo viva hasta hace pocos años y quienes la practicaban eran conocidos como mariantes.
Aguas medicinales
A principios de siglo resultaban una novedad en Canarias los establecimientos balnearios sustentados en las virtudes de unas aguas, que con muy distinta composición química, sirvieron para la curación de diversas dolencias, o cuando menos, para paliar los efectos de muchas que no encontraron en su tiempo mejor remedio.
Hierberos
La abundancia y bondad de una flora mimada por el sol y la escasez de médicos para atender a una población rural aislada y mal atendida, propiciaron la existencia de curanderos y hierberos que desde tiempo inmemorial conocían y utilizaban hierbas, raíces y frutos de la tierra como medicinas.
Alfareros
En el trabajo del barro el hombre, salvo contadas excepciones, juega un papel secundario. Es la mujer la que lleva el peso de la producción, recibe o hereda el oficio de alfarera por línea materna y es ella la que levanta las piezas, las envuelve, transporta, vende o cambia por cuanto necesita para el mantenimiento de su familia.
Molinos de agua
Los molinos de agua se construyeron según las necesidades de una población en aumento, como concesiones de los heredamientos de aguas que se formaron a raiz de los repartos de tierras. Los molinos de trapo para la extracción de agua, representaron una gran innovación en la agricultura de regadío. A principios del siglo XX, los aeromotores revolucionaron la tecnología aplicada a las máquinas de elevación de agua.
Molinos
Los molinos de viento proliferaron en Canarias, principalmente en islas carentes de agua como Fuerteventura y Lanzarote. Por un lado, liberaban de moliendas periódicas a las familias. De otro, cuando las cosechas eran abundantes contribuían a la creación de pequeñas industrias, generalmente regentadas por el molinero, que a cambio del uso del molino y su trabajo recibía del campesino una porción del grano, la maquila.
Carpinteros de ribera
El carpintero de ribera pertenece a esa historia de Canarias prácticamente invisible, que los rápidos cambios sufridos en el Archipiélago no han respetado. Maestro Eusebio atiende encargos para reparar o construir pequeñas embarcaciones, aunque su fuerte es hacer botes para la vela latina canaria.
Tres historias majoreras
Tomás Marichal rememora las tareas propias del embrosque, que consiste en utilizar la savia de la tabaiba en los charcos para aturdir las anguilas. La siguiente historia muestra el curado del queso con tierra. También quiso Marichal mostrar la preparación del amolán, leche mecida o manteca de ganado, considerado antaño como ungüento milagroso para distintas dolencias.
Sones y silencios
El bucio, trompa natural realizada con una caracola marina, sirvió para aliviar necesidades, comunicarse y prevenir peligros y visitas inoportunas. También se utilizó como arma cruel y despiadada con la que censurar conductas que atentaban contra el orden y la moral establecida.
Mayos
La celebración de los Mayos, una de las tradiciones más antiguas del Archipiélago, antaño tan extendida, solo se conserva en el barrio de Las Nieves, Santa Cruz de La Palma. Los mayos reproducen escenas cotidianas, no carentes de picardía, y son colocados en las cercanías de altares y enramadas.
Labrantes
En Arucas, grandes masas de fonolita llamada piedra azul, sirvieron como polo de atracción para los primeros labrantes llegados a Canarias en el siglo XVI. Con el paso del tiempo estos labrantes alcanzaron justo renombre dentro y fuera del Archipiélago, creando una de las fuentes de riqueza más estables en la economía de la zona.
Cabreros
La cabra, animal díscolo e individualista, goza en Fuerteventura de elevado prestigio. El ganadero distingue tres tipos de cabra: la jaira o cabra doméstica, la cabra de ganado y las cabras de costa, que el pastor deja a su aire para no tener que atenderlas. Periódicamente, las apañadas permiten reunir el ganado disperso en un corral o gambuesa para su control, marca y selección.
Camelleros
El camello, poderoso animal, capaz de realizar su trabajo en las condiciones más adversas, ha sido un valioso auxiliar para el campesino de Lanzarote. El paso del camello desde el medio rural al sector turístico no podría haberse hecho sin el concurso de camelleros expertos, habituados al empleo de este animal en labores agrícolas.  
Lucía y el machango
El acercamiento de una de las más arraigadas tradiciones suecas, la celebración de la Lucía, vinculada a las fiestas patronales del pueblo de Santa Lucía de Tirajana, sirve de simbólico hermanamiento entre ambas culturas. El "haragán" de Santa Lucía de Tirajana posee la singularidad de ser juzgado y condenado por el pueblo que asiste a su juicio. La fabricación, escarnio y quema de un machango viene a escenificar un ajuste de cuentas o protesta popular contra los desmanes del poder.
Riñas de gallos II
En vísperas de la temporada, en la Casa de gallos se seleccionan los ejemplares que defenderán a los distintos partidos. Es el momento de apartar los gallos adecuados y descartar a los que no han dado la talla.
Riñas de gallos I
Con la ilusión de lograr campeones, los aficionados acuden cada diciembre a depositar sus animales en la Casa de gallos. Todo son esperanzas, pero el resultado inapelable se sabrá cuando a los gallos, preparados al límite, se les suelte frente a sus rivales. Solo cuenta el coraje y valor de cada gallo.
Vivir del monte II
Los hornos de brea, hoy inactivos y fríos, reflejan el pasado próspero que sirvió para abastecer la demanda de los astilleros establecidos en las Islas, activos hasta principios del siglo XX.
Vivir del monte I
El carbón vegetal fue desde el principio de la colonización un producto de primera necesidad en el Archipiélago. Su obtención en la actualidad se ha convertido en una actividad marginal, cuando no prohibida.
Ultimos palmeros
La palmera canaria, presente en todas las Islas, fue uno de los escasos recursos naturales de los aborígenes. De ella se aporvechaba todo. En Alojera, Gomera, al llegar la temporada se "guarapea" la palmera para obtener la rica miel de palma. Distintos artesanos utilizan los palmitos, pírganos y hojas de palma en la elaboración de cestería, sombreros, escobas, serones, etc... Del trabajo de cuidar la palmera se encargan, casi en exclusividad, los viejos maestros palmeros. Su labor, combinando habilidad y fuerza, asombra a cuantos presencian el espectáculo de "despencar un palmeral".
El valle de la cueva
En el Barranco del valle de la cueva, Fuerteventura, se sitúa el poblado prehistórico donde existen pruebas de la existencia del cultivo en gavias. Don Francisco Navarro Artiles da cuenta de la fabricación y uso de las gavias que hacían los antiguos habitantes de Fuerteventura.
La fiesta de los pastores
En El Hierro, los pastores celebran cada 25 de abril su fiesta, dirigiéndose a la Cueva del Caracol donde la patrona de la isla, Nuestra Señora de los Reyes, tuvo su primitivo santuario. Junto a chácaras, pitos y tambores, los pastores acompañan la procesión que conmemora el traslado de la imagen de la Virgen desde las Cuevas del Caracol hasta la ermita levantada con las primicias de su ganado.
Quema de Judas
La quema de Judas llegó desde la Península durante el proceso de colonización, arraigando en numerosos lugares del Archipiélago. En Taganana se reserva a los varones la elaboración del machango, permitiendo a las mujeres la elección de ropa en desuso. La originalidad del Judas de Taganana radica en el peculiar ensañamiento con el símbolo de Judas, asociado a la embriaguez y la castración.
Cruces del Pinar
Con la primavera renacen en El Pinar viejos piques entre los barrios de Taibique y Las Casas, que mantienen viva y pujante la Fiesta de las Cruces. Doña Isidora Pérez González guarda memoria de los piques de antaño. Lo importante en esta fiesta es engalanar las cruces de la forma más rica, armoniosa y original posible.
Retazos
En el programa se funden pequeñas historias de lo cotidiano, encuentros afortunados con nuestro cámara Juan Antonio Cubas, situaciones donde vibraba el latido isleño al que queríamos unirnos. Solo teníamos que pasar lo vivido a la memoria.
Cristo de la Misericordia
Isla de Tenerife. En las tierras de Daute, al norte de la isla, se sitúa Garachico. Durante casi un siglo, el cultivo de la caña de azúcar fue uno de los pilares para el desarrollo económico de la zona. Carlos Acosta hace referencia a la prosperidad que tuvo Garachico en sus años dorados. En 1706, la erupción de un volcán relegó la villa al olvido. El carácter de sus gentes, que ha permitido superar las adversidades, queda reflejado en sus celebraciones populares, como es el caso de las fiestas lustrales del Cristo de la Misericordia.

Otros programas de reportajes >


Otros programas de RTVE >