Mientras Suna le cuenta a Saniye, Rafet y Enise lo sucedido con Kayra, Aylin aprovecha la circunstancia para acercarse a su hija. Nejat no quiere verla cerca, pero al enterarse que no fue ella quien le contó la verdad a Kayra y que la pequeña se siente cómoda a su lado, las cosas empiezan a cambiar. Por otro lado, Hande pone en marcha un plan para vengarse de Nejat que empieza por venderle sus acciones en la empresa.