De una forma u otra, el hambre amenaza a miles de millones de personas por todo el mundo. Las razones son diversas: crisis económica, pobreza y desempleo.