Los pangolines son los mamíferos del mundo con los que más se trafica. Sus escamas se utilizan en la medicina tradicional y su carne está considerada un manjar. Con la disminución de esta especie en Asia, muchos traficantes se dirigen ahora a África.