Close

07/12/2008

Descargar o no descargar los vídeos

Ya he mencionado en alguna ocasión que prefiero ver la televisión a la carta desde el sofá del salón, en una tele de verdad y con un media center como el genial XBMC.

Sin embargo el planteamiento de todos los servicios de TV a la carta de este país es el de no permitirte el acceso directo a los vídeos, permitiendo únicamente su visionado desde su web, lo que impide ver los vídeos en el mediacenter o en dispositivos móviles.

En algunos casos puedes descargarte los vídeos mediante trucos, como en el caso de TVE, Antena 3, TV Andalucía, y otros. No obstante esto es posible sólo porque los proveedores de esos servicios no han realizado el esfuerzo necesario. En caso de que quieran impedir totalmente la descarga de vídeos, hay formas fáciles de conseguirlo.

La pregunta aquí es ¿que gana un proveedor permitiendo la descarga de vídeos? En mi opinión, mejorar lo que se denomina la “experiencia del usuario”:

  • El cliente puede elegir el reproductor: Los reproductores flash son malejos, por decir algo. Mejor ver los vídeos en el reproductor preferido de cada uno: mediacenter, reproductor portátil.
  • El cliente puede elegir la calidad que prefiere: No puedo ver un vídeo en calidad DVD con mi ancho de banda, pero sí puedo descargarlo y verlo off-line.
  • El cliente fiel volverá cada semana a descargarse el vídeo de su programa favorito, lo haya visto en la televisión o no. Más visitas.

Si pensamos en lo que pierde un proveedor (o cree perder) por permitir la descarga de vídeos, no creo que realmente le compense.

  • Ingresos por publicidad: La efectividad de la publicidad no va a disminuir por permitir la descarga del vídeo, ya que puede estar en la página del vídeo obligando al cliente a verla antes de poder descargar.
  • Derechos de autor: Esto es muy polémico hoy en día, pero al final ¿que problema tiene el que yo pueda ver el vídeo en mi casa tantas veces como quiera? La mayoría de las veces sólo lo veré una vez, y el proveedor ya ha cobrado su parte por el impacto publicitario. Y si cuelgo el vídeo en otro sitio sin permiso… bueno, esto ya ocurre. Hay mecanismos para evitarlo.
  • Necesita más ancho de banda: Esto es un poco tonto, pero seguro que muchos proveedores justifican así la baja calidad de los vídeos que cuelgan. No obstante, tendrán que empezar a quitarle clientes al bittorrent…

Y haciéndonos la otra pregunta ¿como convencer a un cliente de que no necesita descargarse los vídeos?

  • Con un buen reproductor: Conviene trabajar más la interfaz de los reproductores Flash actuales, o facilitar la integración con los Mediacenter. Sería genial empezar a encontrar plugins de servicios a la carta para los principales Mediacenter.
  • No borrando los vídeos: La mayoría de las veces nos bajamos los vídeos porque sabemos que van a desaparecer de la web. Si no se borran nunca de la página ¿para que bajarlos?
  • Dándole un buen ancho de banda: Esto no depende del proveedor, pero llegará con el tiempo y conviene tener resuelto el resto de factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *